Follow by Email

13 ago. 2012

Ferrer i Guardia, La Escuela Moderna.

 
 
Político y pedagogo español, nacido en Alella (Cataluña) y fallecido en Barcelona.

Fue el tercero de catorce hermanos y pertenecía una familia muy católica. Su primera esposa Teresa Sanmartí, con quien se marchó en 1885 a París. Tuvieron tres hijas que vivieron en su piel la pobreza y la penuria. 

En 1893 se separó de su mujer y seis años más tarde se casó con Leopoldina Bonnard, una maestra cercana a los movimientos franceses del librepensamien-to. Ejerció de maestro en el Cercle Populaire d´Enseignement de París. Reaccionó como anticlerical e ingresó en la logia masónica Verdad de Barcelona. Apoyó en 1886 el pronunciamiento militar cuya finalidad era proclamar la República, pero fracasó y tuvo que exiliarse en París.

Se dedicó a dar clases de castellano desde 1889 hasta 1901, además de ser secretario sin sueldo de Ruiz Zorrilla, tiempo que también aprovechó para concebir los conceptos educativos anarquistas que luego llevaría a cabo en España en su proyecto de Escuela Moderna.

En 1901, recibió una herencia de una antigua alumna y fundó en Barcelona la Escuela Moderna, un centro de enseñanza donde sentó las bases de una pedagogía laica, con alumnado mixto. Esta institución contaba con enemigo como los estamentos oficiales y también la Iglesia.

El proyecto creció rápidamente. En 1906 había treinta y seis escuelas relacionadas con la Escuela Nueva o con sus libros de texto, a partir de los cuales estudiaban unos mil alumnos.

Ferrer contaba con una serie de ideas realmente simples: “Vivamos en República, tengamos al frente de los Municipios a hermanos nuestros que organicen la administración, nos eduquen y repartan los impuestos de modo que todo el mundo tenga qué comer” Para ello predicaba una “revolución sangrienta”. 

La Iglesia y los estamentos antes mencionados, intervinieron en contra de la escuela, consiguieron clausurarla y abrirle un proceso a Ferrer del que con el tiempo fue declarado inocente. Tras el juicio volvió de nuevo a París y fundó la Liga Internacional para la Educación Racional.

La Escuela Moderna, al declararse abiertamente anticlerical deseaba fomentar una serie de principios:
  • La educación de la infancia debe fundamentarse sobre una base científica y racional.
  • La instrucción es parte de esta educación. Debe comprender también el desarrollo del carácter, la cultura de la voluntad, la preparación de un ser moral y físico bien equilibrado.
  • La educación moral debe apoyarse sobre la solidariedad.
  • Es necesario que los programas y los métodos estén adaptados lo más posible a la psicología del niño. Escribió la obra que lleva por título La Escuela Moderna donde expone sus principios pedagógicos.
    Después de unos años regresó a Barcelona de nuevo y vivió allí hasta que fue detenido en 1909 acusado de haber sido el instigador de la rebelión obrera contra la Guerra de Marruecos, conocida como la “Semana Trágica”. Se desató en toda Europa una inmensa campaña de apoyo al llamado “pedagogo genial”, “nuevo Galileo”…

    Fotografía de la mencionada “Semana Trágica”:
    'Francisco Ferrer Guardia'
    El 9 de octubre se constituyó el consejo de guerra en la prisión Model de Barcelona para juzgarlo. Tenía en contra la monarquía, el gobierno y la Iglesia; rápidamente lo condenaron a muerte.

    La noche anterior a su asesinato escribió un testamento. En él podría leerse: Deseo que en ninguna ocasión ni próxima ni lejana, ni por uno u otro motivo, se hagan manifestaciones de carácter religioso o político ante los restos míos. Deseo también que mis amigos hablen poco o nada de mi. Solamente los hechos, sean de quien sean, se han de estudiar, ensalzar o vituperar, alabándolos para que se imiten, o criticándolos para que no se repitan.(…)

    Fue fusilado el 13 de octubre del mismo año, junto con cuatro personas más, tras un consejo de guerra celebrado en medio de una gran tensión política. La leyenda dice que ante el pelotón del fusilamiento Ferrer gritó: “Soy inocente. ¡Viva la Escuela Moderna!”. La oposición a su ejecución se produjo tanto en España como fuera de ella. A pesar de su muerte, las ideas de Ferrer prevalecieron, fueron proscritas por la dictadura franquista.

    'Francisco Ferrer Guardia'

    'Francisco Ferrer Guardia'

    Tumba de Francisco Ferrer GuardiaINFLUENCIAS DE LA ENSEÑANZA RACIONALISTA

    El desarrollo de la enseñanza hasta 1939 en España, fue muy intenso y exitoso. Esta enseñanza se difunde con rapidez, surgiendo iniciativas y escuelas racionalistas a lo largo de la península.

    Aparece la “Asociación de profesores laicos racionalistas” (1907) y se crea la “Liga internacional para la instrucción racional de la infancia” (1906) y del que Ferrer será su director.

    En Andalucía se crea la “Escuela laica de Sevilla” (1902). En Galicia se crean centros racionalistas en Ourense, Pontevedra y A Coruña, donde aparece “La antorcha galaica” entre 1906-1907. En Valencia, destacó la aparición de “La Escuela moderna de Valencia” (1906). Sin embargo, el desarrollo de la enseñanza racionalista hasta 1939 tendrá dos centros de máxima expansión: Cataluña y Valencia muy influenciados por la figura de Ferrer.

    Movimientos de renovación pedagógica en los años 80: Actualmente, se desarrollan numerosos centros de educación alternativa y racionalista:

    “Paideia”. Creada en 1978 en Mérida, es una escuela libre racionalista, influenciada por los ideales anarquistas, y basada en la libertad, felicidad, creatividad y con un método de enseñanza antiautoritario.
    También destaca la “Escuela popular de personas adultas de Prosperidad” creada en 1973 en Madrid, es un centro autónomo e independiente, basado en la pedagogía racionalista y reflexiva, a través del diálogo, reflexión y solidariedad.

    Hoy en día, destacan también otros casos concretos, como la Escuela “Bonaventure”, en la isla d´oleron, en Francia, creada en 1993 por Thyde Rosel y J.M.

    Por último, cabría señalar, por su importancia la llamada “Freeschool” en Corea, creada por el grupo anarquista coreano “Solidariedad Internacional”, según una educación libre y racional, con acceso libre,
    gratuíto y abierto.

    CONCLUSIÓN:

    Como conclusión podemos decir que la muerte de Francisco Ferrer fue un crimen cometido por el Estado contra un inocente, un acto de intolerancia contra aquellos sectores de la sociedad que, a inicios de siglo, pugnaban por la emancipación y por el acceso de todos a la cultura y por la libertad de pensamiento como primera manifestación de pluralismo.

    Hoy en día la Fundación Ferrer promueve la recuperación de la figura Francisco Ferrer y Guardia fundador de la Escuela Moderna. Así en septiembre de 1989, la Fundación solicitó al ayuntamiento de Barcelona que actualizara el acuerdo de 1931 por el que se solicitaba a Bruselas una copia del documento dedicado a Ferrer que existe desde 1911. El monumento de Ferrer fue inaugurado en Barcelona en 1990.
  • http://ferreriguardialaescuelamoderna.blogspot.com.es/



  • No hay comentarios :