Follow by Email

14 ene. 2014

Revuelta en Burgos; una lectura de clase

Algunos apuntes para entender las revueltas que están teniendo lugar en el barrio de Gamonal (Burgos).


Las protestas del Bulevar; algunos apuntes.

Gamonal es populoso y obrero, más de 100.000 personas que se hacinan en un barrio abandonado y en depresión: cierre de centros de salud y guarderías, el movimiento vecinal criminalizado y perseguido, falta de inversión en políticas sociales que permitan conseguir empleo o una garantía frente a los riesgos. Familias en el paro y la miseria, que observan cómo sus hijos, los chavales del barrio y de clase trabajadora, son apaleados por los cuerpos represivos.

Como la rentabilidad de seguir construyendo más viviendas, en una ciudad jalonada de esqueletos hormigonados, ha descendido, la burguesía apuesta por los procesos de gentrificación que dispersen a la clase trabajadora de Gamonal, y por la privatización de la vía pública mediante la eliminación de 600 aparcamientos. La única alternativa para los trabajadores consistiría en adquirir una plaza privada que no se pueden permitir, en la mayoría de los casos. Para miles de familias, el modelo urbanístico ha supuesto la miseria.

Gamonal; territorio de conflictividad social y autogestión (Por Diario de Vurgos (Burgos))

Gamonal, un territorio cuya identidad viene definida por la transición de pueblo a barrio obrero a mediados del siglo XX, se convierte en periferia de la ciudad de Burgos y en uno de sus motores de desarrollo urbano al albergar de forma masiva a la población que proviene del éxodo rural. Un trasvase poblacional que en gran medida se empleará como mano de obra fabril en el recién creado Polo de Promoción y Desarrollo Industrial que se ubicará en los mismos márgenes del barrio.

De esta manera, hacinamiento urbanístico y contexto industrial, marcarán las señas de identidad de un barrio en el que la conflictividad formará parte constitutiva de su ADN. Un fenómeno que se obstina en repetirse y reaparecer a lo largo de su historia, en la que se intercalan igualmente largos periodos de adormecimiento y apatía social.

A través de nuestro viaje en el tiempo, Gamonal nos mostraría fábricas autogestionadas por los propios trabajadores como la de CYFISA, huelgas y manifestaciones multitudinarias y también  luchas contra la subida del precio del autobús y la carestía de la vida. En nuestro viaje contemplaríamos incluso movimientos populares que trataban de evitar que se edificase en lugares tan emblemáticos como la Plaza Santiago o el Parque Félix Rodríguez de la Fuente.

Lucha sostenida y solidaria; ya van 40 detenid@s.

La izquierda se encuentra con dificultades para contrarrestar la manipulación y las mentiras de los medios; la criminalización infame y constante que han emprendido se responde explicando a la gente que, dichos medios y grupos como PROMECAL, pertenecen a los empresarios interesados en la especulación en el Bulevar.

El problema es que la significación de las protestas ha pretendido desposeer a las protestas de su significado político; son vándalos, no manifestantes, repiten que se trata de grupos radicales cuando se trata del movimiento vecinal y de la juventud oprimida, que tiene poco que perder; sin trabajo, sin posibilidad de pagar las tasas o el material escolar, sin futuro.

La lucha se inició hace meses con una primera manifestación, que reunió a unas 4.000 personas. Luego de varias movilizaciones similares, el Ayuntamiento se negó a escuchar la voluntad de los vecinos y la lucha se recrudeció. Como comentan algunos compañeros, Gamonal no se vende barato. Y es que hablamos de un barrio solidario y obrero que cuenta en su haber con grandes victorias, como la paralización del parking subterráneo de Eladio Perlado durante 2005; experiencias de autogestión, huelgas masivas y luchas sociales que se proyectan contra el Burgos dominado por las oligarquías.

¿Quién ejerce la violencia?

El Bulevar supone un claro ejemplo de cómo funcionan las cosas en esta ciudad. Méndez Pozo y Arranz Acinas acumulan a sus espaldas un largo historial delictivo, especulativo y criminal. Yo perdí a un familiar cercano en el accidente de la calle sauce de 2005. Once obreros murieron debido a que Arranz Acinas se ahorraba costes en las instalaciones donde guardaban la maquinaria, falta de seguridad laboral, entre otras causas.

La cuestión es que Méndez Pozo y sus semejantes han comandado los destinos de esta ciudad; miles de familias que sufren la especulación y que, habiendo sido bombardeadas por los medios de comunicación que controla Méndez, tímidamente, y al mismo tiempo que rechazan la construcción del bulevar, condenan la supuesta violencia de sus vecinos. Violencia es pasar hambre, familias enteras en el paro y la miseria de un barrio obrero. Violencia es que me retiren el tratamiento hospitalario porque el HUBU no es "un hospital para enfermos crónicos", que no haya trabajo ni posibilidades de salir adelante, que mi familiar esté muerto por su culpa. Eso sí es violencia.

por Víctor Atobas
Domingo, 12 de Enero de 2014 

3 comentarios :

Anónimo dijo...

"Cuando la protesta vecinal logra paralizar proyectos urbanísticos":

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2027548/0/protestas-vecinales/exito/presion-gobiernos-empresas/#xtor=AD-15&xts=467263

Anónimo dijo...

#Gamonal Mixtape


http://www.madrilonia.org/2014/01/gamonal-mixtape/

Anónimo dijo...

"La resistencia va por barrios":

http://www.eldiario.es/zonacritica/Gamonal_resistencia_vecinos_6_217738253.html