Follow by Email

3 nov. 2012

Hervé Falciani

Ingeniero informático

Una vez más, hace un esquema.
“Digamos que soy un empresario que vende plátanos en Italia a cuatro euros el kilo. Los compro en Costa Rica a 1, pero lo hago a través de una empresa mía en Suiza, que llamamos Tapadera 1. Ésta revende los plátanos a 2 euros a otra empresa, siempre mía, con sede en la isla de Jersey, un paraíso fiscal, y que llamamos Tapadera 2. En Tapadera 1 queda ya un euro de ganancia. La empresa de Jersey vende los plátanos a 3 euros el kilo a mi empresa de Italia, ganando otro euro que se queda en Jersey. Ante el fisco italiano resulta que he comprado los plátanos a tres euros para venderlos a cuatro. La ganancia oficial es, pues, de un euro el kilo y sobre esa cifra pago los impuestos. Pero lo que no sabe el fisco italiano es que, mientras tanto, he puesto a buen recaudo un euro de ganancia en Suiza y otro en Jersey, que son beneficios netos y ocultos. A propósito -sonríe- ¿sabe que Jersey es el mayor importador de plátanos del mundo?”.
Hervé Falciani descubrió 130.000 cuentas que ocultan un gigantesco fraude fiscal a multitud de Haciendas nacionales, y de las cuales 18.000 son de clientes franceses, italianos y españoles, particulares y empresas.

Artículo relaccionado en el Blog:
"LA BANCA, EL FRAUDE FISCAL Y EL NEW YORK TIMES".

No hay comentarios :