Follow by Email

20 jun. 2014

El ciudadano Felipe de Borbón se proclama rey entre multitudes y grandes muestras de democracia...

Planos cortos en televisión. Ninguna vista aérea. Comentaristas hablando de miles y miles de personas sin mostrar más que tomas cerradas. Felipe de Borbón se proclama rey de espaldas a los ciudadanos y con multitud de detenciones por el simple hecho de mostrar banderas de la República...
DEMOCRACIA:
El primer Borbón que ocupó el trono de España –por la fuerza de las armas- también era un Felipe, en concreto el V. El nuevo Felipe le sigue en la numeración y todo apunta a que será el último, cerrando el ciclo que inauguró su antepasado con un baño de sangre.
Felipe Sexto, todo campechanía como su padre, se ha paseado por Madrid en el utilitario que ya utilizara el dictador Franco, aquél criminal que puso en manos del padre del actual monarca el título de heredero que habría de sucederle. No debe haberle gustado lo que ha visto o, más certeramente, lo que no ha visto: multitudes.
La monarquía hoy está más sola que nunca. Ya no cuelan los cuentos de príncipes valientes que nos trajeron la democracia, ni de valerosos reyes que nos salvaron de golpes de estado de oscura génesis. Los españoles, que ya somos mayores de edad, vemos al rey desnudo, con las vergüenzas de una familia corrupta e inmoral a la vista de todo el mundo.
Al tiempo que Felipe Sexto paseaba su uniforme por Madrid, otros uniformados imponían democracia y libertad a empellones y a golpe de detenciones. Decenas de personas han sido golpeadas y detenidas por el grave delito de mostrar una enseña republicana; locales sindicales han sido allanados para evitar que los augustos ojos de Felipe y Letizia se lastimasen con mensajes pidiendo referéndums y miles de policías han copado las calles de Madrid en una demostración de apego monárquico.
Felipe Sexto ha llegado por la puerta de atrás. Se marchará por la principal.
Y AQUÍ LAS MULTITUDES:


*Noticia basada en la editorial de Voces de Pradillo:

No hay comentarios :