Follow by Email

17 mar. 2014

EE UU: ¿Quiénes se benefician realmente de los subsidios públicos?

"¿Recuerdas cuando el presidente Obama fue criticado por decir “tu no lo construiste solo”? Resulta que tenía razón, como mínimo en relación a lo acumulado por las compañías más ricas del mundo.
Esto es lo que se desprende del nuevo estudio de esta semana sobre 25.000 empresas en relación a las subvenciones recibidas en las dos últimas décadas.

Titulado “Subvenciones para el uno por ciento de las empresas” (Subsidizing the Corporate One Percent), el informe de la organización que estudia el sistema impositivo Good Jobs First (“Empleos decentes primero”) nos muestra que las empresas más grandes del mundo no son un modelo de capitalismo contenido y sostenible. Por el contrario, son apoyadas con billones de dólares en ayudas por parte de las administraciones estatales y locales.

Estas subvenciones podrían ser un poco más defendibles si se distribuyeran para ayudar a nuevos emprendedores. Pero tal como el estudio pone de manifiesto,  “la tercera parte del dinero destinado a fomentar el desarrollo económico por parte del estado y las administraciones locales ha ido a parar a 965 grandes empresas” y no a las pequeñas y nuevas empresas de las que los políticos a menudo hacen ver que se preocupan.

Las cifras demuestran que una enorme suma de 110 billones de dólares van a las grandes compañías.  Sólo 500 empresas reciben más de 16,000 ayudas de 63 billones de dólares.

Este tipo de ayudas son la manera que tiene el gobierno de intervenir en el mercado. En cambio los que reciben los subvenciones se presentan como paladines del libre mercado.

Si nos fijamos en Charles and David Koch. Su compañía, Industrias Koch, ha recibido ayudas estales por valor de 88 millones de dólares. Sin embargo como paladines de la no intervención del estado, los Kochs son todavía etiquetados como activistas libertarios del libre mercado.

Sucede exactamente lo mismo con las empresas de alta tecnología, que se consideran como  proyectos independientes de éxito. Sin embargo tal como Good Jobs First demuestra, están entre las que más ayudas reciben.

Intel es la primera, con  58 subvenciones por valor de 3.8 billones de dólares. La siguiente es IBM, que ha recibido más de1 billon en ayudas. La mayoria son del estado de New York, cuya administración hace publicidad de ello en los medios y en la campaña electoral

Después siguen los 632 billones de Google y los 260 billones de Yahoo —la mayoría de las ayudas para los centros de datos. Y sin olvidar 38 Studios, la empresa de software ahora en suspensión de pagos, que recibió 75 millones a cargo de los contribuyentes de Rhode Island. La compañía recibió la ayuda en el mismo momento en que la administración de Rhode Island recortó las pensiones de sus empleados argumentando no tener fondos para pagarlas.

Además de  las empresas subvencionadas que supuestamente son iconos del libre mercado, las subvenciones van también para las compañías financieras asociadas a repetidos rescates. Compañías como Goldman Sachs, Bank of America y  Citigroup—cada una de ellas han recibido ayudas, sufragadas por los contribuyentes, durante la crisis económica—son los beneficiarios de decenas de millones en subvenciones adicionales.

Si  todas estas ayudas fueran para la gente necesitada recibirían multitud de críticas, pero como van a parar a poderosos conglomerados empresariales,  bien conectados potlíticamente, se consideran “incentivos” o “desarrollo económico”. Estos eufemismos se siguen empleando aún cuando las ayudas no crean puestos de trabajo.

En conclusión,  el informe de Good Jobs First  pone al descubierto lo que no es más que pura retórica en contra de la intervención del estado. La mayor parte de esta retórica está orientada a perjudicar a las personas más necesitadas. Los pobres no cuentan con “lobbies” ni contribuyen a las campañas electorales al contrario de las grandes compañías que reciben todas esas subvenciones llamadas anodinamente “incentivos”  y ”desarrollo”

Pero como el informe demuestra, si vamos a discutir honradamente sobre el intervencionismo estatal y el libre mercado,  no podemos olvidar los billones de dólares que fluyen hacia las compañías bien conectadas políticamente".

David Sirota, forma parte de la redacción de In These Times es columnista en otras publicaciones como PandoDaily , autor del libro Back to Our Future: How the 1980s Explain the World We Live In Now y  The Uprising and Hostile Takeover, y también co-presenta el programa de radio "The Rundown" en la emisora AM630 KHOW en Colorado.

Traducción para www.sinpermiso.info: Victor Feliu

No hay comentarios :