Follow by Email

8 nov. 2014

¡Cataluña tiene todo el derecho a votar y a decidir!

"El Gobierno y el Tribunal Constitucional han prohibido la consulta de autodeterminación del 9 de Noviembre en Cataluña. Lo han hecho con apoyo del PSOE.

La han prohibido contra la voluntad del 80% de los catalanes, contra los 874 ayuntamientos (el 92%) que se han pronunciado a favor, contra la mayoría de más de dos tercios del Parlament de Cataluña, contra el millón largo de personas que, por tercer año consecutivo, han salido a la calle este 11 de Setiembre a exigirlo.

¡"La voz del pueblo no es ilegal"!

El Gobierno dice que la prohíben "en nombre de la democracia". Pero ¿desde cuándo es democracia negar la voz a todo un pueblo? ¿Desde cuándo la voz del pueblo es ilegal? ¿No votaron en Escocia?

Nos dicen que la Constitución no permite la consulta y que aquí no hay más democracia que la Constitución. Pero entonces ¿por qué no la modifican para permitir la consulta, en lugar de lanzar amenazar a los catalanes? ¿No la modificaron acaso cuando Angela Merkel se lo pidió y en sólo dos semanas, mano a mano con el PSOE, aprobaron el artículo 135, según el cual el pago de la deuda pública a los banqueros es "prioridad absoluta" del Estado?

Rajoy habla de democracia, pero ¿cuándo han preguntado al pueblo si queremos la monarquía o la república, si estamos de acuerdo con la reforma laboral o la de las pensiones, si queremos la privatización de la sanidad o pagar la deuda pública a los banqueros?

La unidad no se puede imponer a la fuerza

El gran argumento del Gobierno -y del PSOE- es que el futuro de Cataluña "lo tenemos que decidir entre todos los españoles" Pero a un pueblo no se le puede imponer la unidad a la fuerza.

La unidad forzada es la que defienden los banqueros y grandes empresarios, con el apoyo de Merkel y la UE. Pero nunca puede ser esa la postura de la clase trabajadora, porque la unidad a la fuerza sólo provoca división y odio entre los pueblos y de ello sólo se beneficia el enemigo común: el gran capital, su gobierno y el régimen de la monarquía, ése al que "le llaman democracia y no lo es".

Como partido de la clase trabajadora, queremos la unión, pero no una unión forzada sino una unión libre entre pueblos libres. Queremos una unión libre de Repúblicas.

Llamamos a todas las fuerzas de izquierda y progresistas, a IU, a Podemos, a las fuerzas sindicales, a los movimientos sociales a unir esfuerzos en defensa del derecho democrático de los catalanes a celebrar el referéndum".

Martes, 23 Septiembre 2014 14:40 

No hay comentarios :