Follow by Email

11 nov. 2014

Podemos: democracia interna en cuestión y giro a la derecha

Podemos: democracia interna en cuestión y giro a la derecha    "Podemos completa estos días su asamblea fundacional. Tras unos meses de recorrido, su proyecto se ha ido definiendo cada vez más. Y como era de esperar, el equipo de Pablo Iglesias ha ganado por goleada.



El debate central, que ha copado todos los focos, ha sido el modelo organizativo, lo que, siendo Podemos un proyecto cuyo gran reclamo es la democracia, no era una cuestión menor. La democracia interna, sin embargo, se ha visto seriamente cuestionada.

El discurso de la hiperdemocracia y el voto por Internet (en un esquema en el que el debate en los círculos apenas  cuenta y no hay elección de delegados) ha dejado en evidencia un modelo donde la participación y el debate real se vuelven imposibles. En medio de un alud de propuestas que ningún ser humano normal puede abarcar, sólo queda espacio para votaciones refrendarias sobre unas pocas propuestas que surgen del grupo dirigente. Completa este cuadro el cambio de reglamento de última hora (obligando a votar en bloque los documentos) y la amenaza de Pablo Iglesias de apartarse si su propuesta no ganaba. La verdad es que el 15-M queda lejos.

No hay que ser un profeta para prever el final del proceso: un aparato dirigente supercentralizado y omnipotente, con escasa autonomía para los territorios y bajo control total del equipo de Pablo Iglesias, el gran reclamo mediático y electoral de Podemos. En lo sucesivo, además, si los militantes de Izquierda Anticapitalista (sin los cuales no se habría podido construir Podemos) quieren formar parte de los equipos de dirección, deberán disolver su organización.

El otro gran aspecto del proceso ha sido el del programa, aunque este debate haya pasado bastante desapercibido. En realidad, para el grupo dirigente, el debate del programa no tiene gran importancia. Ya lo dijo Monedero en el cine Palafox en la presentación de Podemos  para las europeas: "los programas valen lo que la honestidad de quienes los han de poner en marcha, como Pablo". Además, "se hacen viejos enseguida". El primero que se hizo viejo, muy viejo, fue el manifiesto inicial "Mover ficha", que duró solo cinco semanas y fue sustituido por un programa electoral que dejaba en el camino las reivindicaciones más rupturistas. Ahora tenemos algunos retazos más, que van más a la derecha. Es el caso de la deuda pública: ya no se trata de "no pagar la parte ilegítima" sino de hacer una “reestructuración ordenada”. Del mismo modo, llama la atención que la Asamblea no haya tenido ningún posicionamiento claro contra la prohibición de la consulta catalana y a favor del derecho incondicional de los catalanes a decidir libremente su futuro nacional, incluida la separación.

En estos últimos tiempos y a lo largo de diferentes espacios televisivos, hemos ido viendo loas de Pablo Iglesias a la pequeña y mediana empresa o un tratamiento con guante de seda hacia los ricos. Es posible que sean los primeros tramos de un camino hacia la "centralidad política" que Pablo Iglesias reclama para ganar las próximas elecciones generales.

En paralelo, es tal la descomposición del régimen monárquico y de sus partidos que Podemos sube cada mes en las encuestas, concentrando gran parte de las expectativas electorales de cambio de las clases medias y de gente trabajadora. Los activistas de los círculos de Podemos que quieren la ruptura y transformaciones radicales tienen una dura tarea por delante".

Written by  CR
28 Octubre 2014


No hay comentarios :