Follow by Email

4 mar. 2015

Del PP, se sale

del-pp-se-sale  Hoy quiero dejar a un lado la crítica fácil, facilona y facilísima al PP, para dar un mensaje positivo, un mensaje de esperanza a los seis millones de españoles que, de una u otra manera, continuáis atrapados por el PP, enganchados por la costumbre y la servidumbre de toda una vida en el partido, engolfados por el pico del voto útil, pillados por el miedo al cambio, desesperados por la falta de alternativas. A todos vosotros quiero deciros bien alto que del PP, se sale; cuatro millones de españoles ya lo han logrado.

Para salir del PP, lo primero que debéis hacer es aceptar que tenéis un problema. Estar afiliado al PP es hoy sinónimo de chorizo o sinvergüenza -a elegir- para el resto de vuestros compatriotas y la prueba de que esto es así es que el voto al PP se está convirtiendo en un voto oculto, vergonzante. Y no es normal; no es normal que en un sistema democrático tengas vergüenza de pertenecer a un partido político, de simpatizar con él o siquiera de votarlo. Por supuesto, lo peor que puedes hacer es transformar tu vergüenza y sentimiento de culpa en ira y agravio contra los demás. No. Piensa que si culpas a otro de tus problemas jamás tendrás en tus manos la solución para ellos. Del PP se sale, de ti depende.

Una vez admitido que tienes un problema, es fundamental que no lo minusvalorares, subestimes su gravedad o te dejes llevar por justificaciones acomodaticias. Decirse son cosas que pasan, no es para tanto o en todas partes cuecen habas solo servirá para empeorar las cosas y aumentar tu dependencia. Llegado el momento, una actitud débil y evasiva podría convertirte en víctima de tu propia condescendencia, con el evidente peligro de recaer. Seguro que algunos ya habéis experimentado ese tentador Bah! les voto una última vez y ya, que tan agrio sabor deja. Bárcenas, Granados, Fabra, Rato, Blesa, el Pequeño Nicolás y otros tantos ya no son PP, pero tú todavía puedes dejar de serlo por con orgullo. Del PP se sale, hazlo con la cabeza alta.
hard times  Mantén un ánimo constructivo, pero advierte lo mucho que te has dejado arrastrar ya, lo mucho que has transigido y lo mucho que esta larga permisividad te ha degradado a ti, a tus camaradas y a tu partido. Que te sirva de aviso y de lección. Contempla la anormalidad en la que vives, la farsa de un partido que se dice democrático con una capacidad crítica y una política de selección de personal propias del Partido Comunista Chino; la indignidad de un partido humillado por cientos de altos cargos imputados sin que nadie haya aceptado una mínima responsabilidad; la indecencia de un presidente del partido pillado dando su apoyo personal y privado a su ex-tesorero mientras todos los demás -incluida la propia secretaria General y número dos- le acusábamos de chorizo; la miseria moral de un presidente de Gobierno mendaz y tramposo que quiere tu complicidad y que olvides sus mentiras y trampas por la promesa de treinta monedas; la pobreza, en fin, de un partido en el que todo se arregla aguantando y apretando los dientes y en el que los votantes y simpatizantes no dicen nada, callan, bajan la cabeza y asienten. Advierte la necesidad y lo urgente de salirte de todo eso. Errar es humano, todos cometemos errores, todos pecamos, pero los errores pasados no pueden ser tus cadenas. Concédete una oportunidad; del PP, se sale.

Una vez aceptado el problema y su gravedad, hay que poner manos a la obra, y como dijo Quevedo parafraseando al latino Horacio, nunca mejorará su estado quien muda solamente de lugar pero no de vida y costumbres. Del PP, se sale, pero sí, deberás dejar atrás tu vieja vida y costumbres. Aquí tienes unos breves consejos que te ayudarán.

Nada une tanto como la complicidad del delito compartido. Déjalo cuanto antes. No transijas lo mínimo. Di no a la corrupción y no la consientas a tu alrededor. Recuerda: sé fuerte; del PP, se sale.

Ten presente que lo malo conocido no es solución a un viejo problema. Si sigues haciendo lo mismo sólo conseguirás hundirte cada vez más en tu propia miseria. Olvida el voto útil, olvida el voto del miedo, no seas instrumento de quienes te han traicionado y avergonzado. Nada es fácil, pero del PP, se sale.

España no es un juego de suma cero. No es necesario que unos españoles pierdan para que otros ganen, olvida el que se jodan, deja de pensar que van a por ti. Ánimo, que del PP, se sale.

No quieras ver en la debacle del PSOE una última oportunidad para el PP sino las barbas de tu vecino a remojar. Van peor porque van delante. Recuerda sus Filesa y sus GAL cuando erais oposición y míralos ahora. No sigas su camino. No serás menos de derechas por no ser del PP. Crea tus propias opciones. Busca que alguien te ayude, tampoco hacen falta muchos; del PP, se sale.

Un abrazo.

por pornitólogo
22/02/15
Fuente

No hay comentarios :