Follow by Email

4 mar. 2015

La memoria no es humo

Imagen de las antiguas teleras que dejaron de usarse al principio del s xx

El 4 de febrero de 1888 una cohorte de mineros, campesinos y gentes de los pueblos de alrededor de Riotinto (Huelva), promovidas por la Liga Antihumos, se congregaba frente a las puertas del Consistorio del municipio. Al grito de 'Menos humos y más agricultura' ese millar de personas pertenecientes a movimientos obreros, campesinos y cantonalistas exigían al alcalde del pueblo el cierre de las teleras en las minas de la Río Tinto Company Limited, empresa minera británica que extraía cobre de la zona por aquellos tiempos. Algunas crónicas narran que el humo de las teleras, sistema de calcinación de mineral al aire libre de un alto nivel contaminante, llegaban en ocasiones a la sierra de Sevilla o a zonas de Portugal. Alcaldes pagados por la compañía, gobernadores civiles sin escrúpulos y gobiernos centrales al servicio del colonialismo no dudaron en dispersar la manifestación, ejercito mediante, a base de bayoneta y pólvora. Alrededor de un centenar de personas eran asesinadas en aquella plaza en lo que pasaría a conocerse para la posteridad como 'El año de los Tiros'.

Una cuestión de memoria...

Desde hace algún tiempo algunas organizaciones ecologistas de la provincia de Huelva no han cejado en proponer esta fecha para que pueda considerarse a nivel internacional como el Día Mundial Contra la contaminación, al ser la primera manifestación de la que se tiene constancia en la que la población se manifestaba por la contaminación del aire. Este 4 de Febrero son muchas las organizaciones que quieren recordar el 175 aniversario de ese fatídico día para rescatar una de las luchas del pueblo. El ayuntamiento de Riotinto ha realizado durante la semana algunas actividades en relación al hecho como exposición de relatos y fotografías, recital de poesías y la proyección de la película "El Corazón de la Tierra”, obra original de Juan Cobos Wilkins, adaptada al cine por el director Antonio Cuadri, basada en la historia del Año de los Tiros.

En la Universidad de Huelva se realizaba también un acto conmemorativo la tarde del día 4 que abarrotó el salón de actos de la Facultad de Empresariales con lo más nutrido del ecologismo de la provincia. En la mesa se sentaron Carlos Arenas, historiador de la universidad de Sevilla experto en el tema, Juan Cobos Wilkins, Juan Romero de Ecologistas en Acción e Isaís Griñoo de la Mesa de la Ría de Huelva con la coordinación de Félix Talego, antropólogo de la Universidad de Sevilla y representante de EQUO.

... por las razones del presente.

Un sentir aunaba las conciencias entre los participantes de este evento que no han dudado en llamar “La Memoria no es humo”. En voz del coordinador de la mesa, el expolio sistemático de la compañía inglesa hasta mediados del S XX y la trayectoria contaminante de la misma ha sido la mecha que encendió la pólvora que ha supuesto la historia catastrófica de la provincia en los últimos años a partir de los años 60. El vertedero nuclear de media Europa instalado en Nerva, el polo químico en la punta del Sebo que tiene como consecuencias una balsa de fosfoyesos radiactivos casi tan grande como la misma ciudad o vertidos continuados en la ría, una refinería y toda una industria maderera hoy en desmantelación son algunos de los ejemplos de las "teleras" actuales que la provincia tiene que soportar de manera cotidiana.

Los que se reparten la tarta del aprovechamiento de contaminación parecen hasta inverosímiles. La familia Kissinger de Argentina, dueña de Atlantic Cooper, el Grupo Villar Mir dueño de OHL o Fertiberia, la responsable de la balsa de fosfoyesos, cuyo dueño fue nombrado Marqués hace tan sólo 3 años o acuerdos de nuestro ínclito ex monarca con la OCP del monarca alauí, Mohamed VI relacionados en el expolio de fosfatos del Sáhara son algunos de los casos más notorios del entramado formado por más de una decena de transnacionales que opera en la zona casi con total impunidad.

En la actualidad y como una obra casi macabra del destino se van a reabrir, con el beneplácito y apoyo de Susana Díaz, las minas de Riotinto, como siempre apelando al mantra del progreso: "por el empleo".

06/02/15

No hay comentarios :